VestirSolar Magazine

Dario

VestirSolar Magazine
Dario

Entrevista con Dario Yazbek, protagonista de la serie La Casa de las Flores.

Platícame un poco de qué trata tu último proyecto.

La Casa de las Flores es una serie creada y dirigida por Manolo Caro que salió hace un poco más de un mes en Netflix, en donde protagonizo un personaje que se llama Julián. La Casa es la historia de lo que no se dice y lo que se esconde en la familia y como eso tiene repercusiones sobre los demás. Y, pues, al final del día cuenta más lo que no se dice que lo que sí.

¿Cuáles son las similitudes y diferencias que encuentras entre tú, Dario, y Julián, el personaje que protagonizas en la serie?

Julián es un poco una especie de arquetipo, es un niño al que nos podemos relacionar muy fácilmente, sobre todo en el sentido de cuándo nos toca tomar una decisión, cuando tenemos muchas opciones y nos toca tomar un camino. Eso a veces es muy difícil, y a veces consume a uno. En ese caso sí me parezco mucho a él. Tampoco me gusta hacer lo que me digan, hago lo que quiero–que es bueno y malo a veces (ríe)–y pues luego está la parte más fuerte que es que no ve la consecuencia de sus actos. No piensa en como puede afectar a los demás, y creo que todos hemos estado ahí. Todos hemos lastimado a alguien o muchas personas sin querer hacerlo.

¿Ves un paralelo entre los personajes que has protagonizado a lo largo de tu carrera? Por ejemplo entre Daniel (de Daniel y Ana) y Julián?

Pues sí… Todos los personajes siempre tienen algo tuyo. Y estos alguna parte mía. Nada más que están encarnados en diferentes cosas, entonces con poquito maquillas la parte de afuera. Pero todo lo de adentro eres tú, porque al final del día es tu experiencia y cómo la presentas.

Me platicabas un poco sobre un corto que acabas de dirigir, y que la dirección es una de tus pasiones fuera de la actuación. ¿Es el primer corto que diriges?

No, lo que acabo de hacer es un dance film, que es para una exposición en Oaxaca. Estoy también a punto de filmar otro corto. La dirección es algo que hago en mi tiempo libre, obviamente hay mucho tiempo libre entre chambas de actuación y siempre me gusta mantenerme ocupado.

¿Encontraste tu pasión por la dirección a través de la actuación o fue al revés?

Más o menos al mismo tiempo. Hice una obra de teatro en la escuela y me tocó actuar porque no habían suficientes personas, y ahí empecé a entender los dos lados. Se han complementado mucho, no es que estén peleados.

¿Y qué le aporta una cosa a la otra? ¿Cómo te hace mejor actor el saber dirigir y vice versa?

He encontrado que a los directores les gusta mucho que sé de lo que están hablando y entiendo lo que necesitan, y eso ayuda mucho al director y lo hace sentir más cómodo. Me ayuda mucho hablar y lidiar con actores cuando estoy dirigiendo y al revés, entonces creo que va de la mano. Me toca trabajar con distintos directores con diferentes visiones y eso ha sido muy lindo.

¿Qué otras pasiones tienes?

Pues me encantaría bailar bien (ríe). Pues me gusta aprender cosas nuevas, siempre siempre, y esa es mi más grande pasión.

¿Tienes algún método para meterte en el personaje que vas a protagonizar o para prepararte?

Es diferente dependiendo de las necesidades del personaje. Obviamente hay cosas que siempre uso, como la parte corporal/física, que me ayudan para elaborar la complejidad del personaje porque obviamente cada personaje es completamente y físicamente distinto y hay que saberlos sacar bien bien. Los más simples detalles cambian con cada uno, como donde pone la voz, cómo camina, cómo usa las manos… son cositas que suenan muy simples pero cuando las pones en práctica luego luego cambia. Y eso lo trabajo mucho y es un método que uso. Me gusta mucho primero exagerar y expander mucho el personaje al punto de lo grotesco y después reducirlo para que ya sea muy mío.

¿Cuál es el reto más grande que has encontrado en tu carrera?

Hacer lo que me gusta. Es difícil encontrar proyectos buenos, con una visión, con ganas, con desfachatez… la gente tiene mucho miedo y a veces juega por lo fácil.

¿Cuál ha sido un día en el que has pensado “me encanta lo que hago”?

Siempre que estoy en el set. Hay días dificilísimos, hay días que llegas y dices soy el peor actor del mundo, lo estoy haciendo horrible… pero también hay días que cuando lo haces bien y te encuentras en lo que estás haciendo, es increíble.

¿Qué le dirías al Dario de 17 años, después de 10 años siendo actor?

Confía. Confía, confía. Confía en ti. Confía en lo que puedes hacer.

Fotografía: IL RETALLACK
Video y texto: PABLO GARCÍA CONTRERAS
Realización: BEN ADAMS
Peinado: CHARLY CABRALES
Maquillaje: HUGO QUIÑONES
Producción: DIANA REYES
Locación: Casa Quimera, Orizaba 131, Roma Norte.