Trazo asimétrico

Laura Lis, la promesa cubana del trazo asimétrico

Jamás había imaginado que se dedicaría al diseño, y menos al de joyas. Fue en las exposiciones de arte y leyendo libros cuando empezaba a imaginarse figuras geométricas que pronto se le antojaron como joyas que para ella eran demasiado bellas. Su marca se llama como su nombre, Laura Lis, y ha sacado su primera colección: ASIMÉTRICA.

Juega con el espacio y las proporciones, creando asimetría en sus piezas de manera divertida y diferente. Donde cada persona, y no porque ella lo dicte, pueda escoger su propia asimetría y rompa los límites, los cuales muchas veces nos ponemos nosotros mismos. Esta colección versa sobre la liberación, de atrevimiento, de poner color a la vida y de divertirnos mezclando tamaños y ser originales.

Son joyas con mucha perfección, con líneas muy finas,  trazos exquisitos y un requisito: que fueran tan ligeras que a los 5 minutos de llevarlas puestas se te olvidara que las llevabas encima.

Si pudieras ser una joya, ¿cuál te gustaría ser?

Si fuera una joya me gustaría ser una que siempre provocara optimismo y alegría en quien la usa y en quien la mira. Trabajar de manera coherente con quién me eligió, pero a la vez tener una vida propia, divertida y multifacética. Imagina que soy un par de pendientes, un anillo con movimiento: mi imagen podría ser siempre diferente, una y múltiple.  Creo que trato de expresar esto en mis creaciones.

¿Cuáles son tus criterios al combinar una pieza de joyería con una prenda?  ¿Prefieres un look con exceso de joyas o más sencillo?

La joyería escultórica va más allá de pretender adornar. La pieza contiene un statement, como la obra de arte. El encuentro con la joya debe poseer la sensación del hallazgo. Te diría, por ejemplo, que es como disfrutar de una buena conversación. Cada encuentro es un hecho irrepetible.

Se dicen que los excesos son siempre malos. Yo aprecio mucho la sencillez. Desde esta postura se puede decir mucho. Pero algunas joyas actúan de conjunto, dialogan entre sí, como los puntos energéticos. Cada uno de ellos está ahí por una razón. Así, algunos aparentes excesos pueden ser parte esencial de un concepto. En ese sentido el exceso tendría validez.

¿Crees importante combinar las joyas con otros accesorios, como los zapatos y bolsos?

Lo importante, en realidad, es que todos los elementos que componen el vestuario de determinada persona actúen sinérgicamente. La imagen que damos debe ser coherente con quienes somos. El vestuario es un lenguaje extra-verbal que nosotros escogemos voluntariamente y que nos define, para bien o para mal.

¿Crees que existe algún diseño que siempre está de moda?

Lo que creo es que hay diseños que pasan, de alguna forma,  la prueba del tiempo y se convierten en obras extemporáneas. Algunas piezas que fueron producidas tres siglos atrás mantienen intacta su frescura y su delicadeza hoy en día.

En cambio, algunas creaciones actuales están más apoyadas en una técnica de mercado que las lance que en un rigor y balance estético de la propuesta, y estas tienen una vida limitada.  La moda es un fenómeno cultural  muy interesante y todos la seguimos más o menos de cerca.

¿Cómo es de importante para ti la exclusividad de una joya?

Me interesa mucho que cada pieza que confecciono sea única pero te confieso que no por razones de elitismo, sino por lo que eso dice de mí como creadora. Quisiera que cada una de mis creaciones fueran una exclusividad, pero que de alguna forma tuviesen una relación fluida con el espacio público, que fueran compartidas por muchos. No logro ver un anillo en el que he puesto todo mi empeño guardado en una bóveda de seguridad, fuera de la vida, sino dando que hablar, provocando sonrisas y asombro.

¿Cuál es tu diseñador preferido en joyería?

El artista español Chus Bures, el cual admiro infinitamente. Me encanta su exquisita colaboración con  artistas visuales y sus joyas con ese impecable acabado y su derroche de perfección en cada una de ellas. He tenido la suerte de tenerle cerca desde que llegué a Madrid y creo que de una manera u otra me ha influenciado mucho para descubrir mi camino hacia la creación y diseño de joyas.

¿Cuál es la esencia de tu firma? ¿Cuál fue tu formación?

Mi formación inicial fue como deportista de alto rendimiento. Fui pionera de la práctica del Kitesurf en Cuba, una lesión me obligó a dejar la vida deportiva y recomenzar mi camino. Después, de la mano de Dagoberto Rodríguez, mi compañero actual, me impliqué progresivamente en el intenso y fascinante mundo del arte cubano e internacional.

Cuando visitaba exposiciones veía en las pinturas y en las esculturas joyas preciosas contemporáneas, divertidas y diferentes. Así pasaba con cada galería a la que iba y cada libro de arte que tocaban mis manos.

Después de tener a mi hijo sentí ganas de reconectarme nuevamente conmigo. Se me dio la oportunidad de colaborar con la Fundación Arte Cubano en el libro Más que 10 Concretos y ahí profundicé mi conocimiento por el arte abstracto. Por primera vez me acerqué a la historia de la artista  Loló. Conocerla me ayudó a ganar confianza en mí, pues hasta ese momento yo no había estudiado ni diseño, ni orfebrería y me faltaba la confianza para ejercer la profesión de diseñadora.

Para mí la esencia de mi colección, es no perder el sentido del concepto que quiero transmitir con ella. ASIMETRICA va de liberación, de atrevimiento, de armonía sincronizada, de alegrar la vida mezclando tamaños, colores, formas geométricas. Asimétrica invita a desnudar nuestra creatividad.

A la hora de diseñar, ¿dibujas o eres más experimental?

Como te decía, me obsesionaban  todas aquellas reinterpretaciones que visualizaba, hasta que decidí dibujar esas ideas y es de ahí donde salen los bocetos de mis primeras joyas. Así es que, sí, hago bocetos en dibujo y luego hago maquetas a escala real en cartón y alambre y alucino con el resultado, son como de otro planeta (risas). Mi relación con mis piezas es todo un proceso, muy íntimo y filial.

¿Qué características tiene que tener una pieza para que la consideres perfecta?

Parto de la certeza de que todo trabajo es perfectible. Pero sucede que hay creaciones que nos transmiten y que nos generan sentimientos.  En mi caso personal, siempre ando en la búsqueda de la perfección en sentido general ya que son joyas con líneas muy finas y  trazos exquisitos. Para mí es fundamental que sean muy ligeras. Fue mi parámetro número uno a la hora de diseñar y tardé más tiempo del que pensaba precisamente en el intento de conseguir mi objetivo sin que el diseño variara mucho del original, ¡y lo conseguí! Estoy feliz de ello.

La geometría está asociada a la lógica y a la razón, ¿cómo lo vinculas a la libertad de ser uno mismo?

La geometría es usada en estas piezas a nivel formal, como un recurso que me garantiza la austeridad que busco pero esta condición no puede verse separada de dos conceptos que son sumamente importantes en mis obras: el movimiento y la asimetría. De esta manera cada joya es entendida desde sus infinitas posibilidades de ser ella misma, existe en libertad…

¿Es la geometría asimétrica la perfección del espacio?

La geometría asimétrica es una forma muy respetuosa de acercarse a la dinámica del espacio, pero en ese espacio está contenido todo, por ejemplo el más puro gesto informalista. En esa potencialidad de contener incluso a los contrarios radica su perfección.

¿A quién te gustaría ver con una joya tuya y que todavía no lo haya hecho?

¡Me lo pones difícil! (risas). La verdad es que ahora mismo no pienso mucho sobre ello. Si me gustaría que mi trabajo fuese reconocido de manera internacional como artista cubana y que llegue a quien tenga que llegar porque de verdad le guste, le apasione y le enamore.

Nunca pensaste en dedicarte al diseño de joyas, ¿dónde te ves en cinco años?

Pues espero verme feliz, contenta y orgullosa de mi trabajo. Rodeada de gente con un corazón enorme, familia y amigos. Haciendo colaboraciones por todo el mundo y vinculada en nuevas creaciones  apasionantes. Sé que suena a cuentos de hadas (risas), pero prefiero ser optimista en la vida.

- GONZALO SARDINERO

Fotógrafo: LEANDRO FEAL