VestirDoThings.

Los nuevos auténticos: Kali Uchis

VestirDoThings.
Los nuevos auténticos: Kali Uchis

Una colombiana de pómulos altísimos pero redondos, con una voz que obliga a frenarse en seco, con las curvas sutiles y a la vez violentas de la mujer latina. Kali Uchis comparte con Solar un inicio: su primer disco de estudio.

A Kali le gusta el concepto de una chica con una pistola y el poder que eso representa. La suelen calificar de feminista, pero eso me suena anticuado y casposo para una niña tan fresca. Y digo “niña” con todo el peso de la seguridad que arriba menciono. Con o sin pistola, esta chica se ha sabido abrir las puertas de la industria musical y le auguramos un futuro muy prometedor. Para su primer disco, está colaborando con The Dap-Kings, Tyler (The Creator), Dave Stiek, Thundercat y Kojak.

Cuéntame de tus orígenes.

Mi mamá es secretaria y mi papá empresario. Él siempre tuvo muchos negocios y es el único miembro de mi familia que dejó Colombia para venir a Estados Unidos. Siempre fue muy trabajador y recurría a lo que fuera necesario para ganarse la vida; es de los que no se rinden nunca. Mi familia es bastante diversa: mi madre ya había tenido antes dos hijos con un tailandés, de modo que soy la única hija sólo de mis papás.

¿Cuándo comenzaste a hacer música?

Siempre toqué algo de música, pero nunca quise realmente ser artista. Quería ser directora de cine y directora creativa, pero siempre acostumbré componer y cantar para mí, nunca para nadie más. No iba en el coro del colegio; tenía una banda donde tocaba el saxofón y el piano. Me encantaba la música, pero no me gustaba estar bajo los reflectores. Cuando saqué una corta grabación que hice yo sola, comencé a recibir la atención de gente como Snoop Dog, Tyler (The Creator) o ASAP Rocky. En ese entonces no tenía dinero para pagarme la carrera de cinematografía. Vivía en Virginia, donde nadie hace cine ni dirección creativa o estilismo, y quería mudarme a Los Ángeles para encontrar gente que compartiera mis gustos. Supongo que, como de todas formas me fascinaba la música, comencé a verla como una excelente manera de abrirme camino y ganar reputación, para eventualmente hacer películas y guiones para otros. Pero en el trayecto me encantó ser artista.

¿En qué proyectos estás trabajando ahora?

Estoy haciendo mi primer álbum, dirigiendo un vídeo para Major Lazer y colaborando con algunas personas cuyos nombres prefiero no revelar hasta que el proyecto sea

definitivo. En general, estoy llevando la dirección creativa para otros artistas y componiendo sus canciones, y también para películas. En realidad siempre quise ser la mente maestra detrás de todo, en lugar de la marioneta o la cara pública; quisiera ser más como ASAP Rocky que como Diddy. Pero, al mismo tiempo, mi música y mi experiencia también son muy importantes para mí, por supuesto. Como artista me enfoco en mi proyecto, ya sea un álbum conceptual, una historia o un viaje; significa mucho más para mí que sólo sacar un sencillo que vaya directamente a la radio para que me convierta en una cosa pop estándar. En realidad sí busco tener una trayectoria de verdad.

¿Qué planes tienes para lograrlo?

Como cantante no tienes mucho tiempo; sólo le importas a la gente hasta cierta edad y después quedas fuera. En mi vida como niña, como mujer, siempre lo he entendido así: prácticamente estás jugando contra el tic“ 

— IGOR RAMÍREZ GARCÍA-PERALTA

Para el estilismo de la sesión de fotos, el artista alemán Julius von Bismarck, quien lleva el concepto de landscape painting a su versión más acabada con la instalación que realizó para nosotros. Acostumbrado a trabajar en la naturaleza, emblanqueciendo el paisaje por completo para volver a pintarlo, poniendo atención a cada detalle, con ese cuidado obsesivo que caracterizó a Alexander von Humboldt, otro alemán que hace dos siglos abrió los ojos a América Latina sobre sus tesoros naturales. Julius por primera vez extrapola su práctica al contexto urbano de Nueva York, pintando de blanco el paisaje de los andamios, los desechos y las bolsas de basura. Caras guapas y distintas, cerebros curiosos y un paisaje en blanco para que lo pintemos del color que se nos antoje.

Fotografía: LUIS SANCHIS
Realización: MICHAELA DOSAMANTES Instalación artística: JULIUS VON BISMARCK