VerSolar Magazine

Historia violenta y luminosa

VerSolar Magazine
Historia violenta y luminosa

Colores saturados, elementos de la cultura pop, referencias a teleseries, soft porn y estética camp, así es 'Historia violenta y luminosa', la exposición del artista José Pedro Godoy. Este joven chileno, ha conseguido que a sus 31 años su obra haya recorrido el mundo. Ahora lo hace en el Museo Nacional de Bellas Artes de Chile a partir del 7 de diciembre hasta el 19 de marzo de 2017, explorando la sexualidad con esta nueva exposición en la que ha estado trabajando tres años.

Alrededor de 50 obras recrean encuentros sexuales en paisajes nocturnos. Dentro de ellos, como parte de la continuidad de su trabajo, el pintor cita su imaginario más persistente, compuesto por animales, pájaros, flores, selvas, envolviendo en un aura inquietante a personas desnudas o semidesnudas, de diferente color de piel y orientación sexual.

“Me interesa la estética del mal gusto, me interesa lo que pasa con las teleseries, donde está la mala que se está muriendo, con los ojos pintados y la uñas recién hechas, hay algo falso en eso que me atrae y trato de representar. Retrato la sexualidad de forma frontal, pero también está idealizada, la idea es estetizar las relaciones, el sexo, el horror”, explica Godoy.

“La irrupción del adjetivo camp en el ámbito del debate intelectual -gracias al famoso ensayo de Susan Sontag- iluminó aquello que antes había permanecido en la oscuridad, en la zona clandestina donde la sexualidad disidente se resguardaba de la policía social. Lo camp era hasta ese momento el espíritu que surgía a contrapelo del gusto oficial y los patrones de comportamiento convenidos como apropiados por una comunidad”, explica el periodista Óscar Contardo sobre la estética camp.

Con el mismo título de la exposición, Historia violenta y luminosa, la obra central de la exposición es una pintura de tres por once metros. Se trata de un políptico de siete paneles unidos, que podrían asemejarse a los antiguos afiches de películas, grandes lienzos que decoraban la entrada de los cines. En esta obra, Godoy representó dos escenas antagónicas que muestran dimensiones negativas y positivas del mundo actual.

- JAVIER MATEO